Cómo afilar nuestros cuchillos en casa de forma profesional

por 409
Cómo afilar nuestros cuchillos en casa de forma profesional

Cómo afilar nuestros cuchillos en casa de forma profesional

 

Con el tiempo y los usos todos los cuchillos pierden su filo. Da igual lo buenos que sean, es algo irremediable. Nos damos cuenta de que nuestros cuchillos no están afilados cuando los cortes no son limpios. Usar cuchillos desafilados es incluso más peligroso que los cuchillos muy afilados puesto que con un cuchillo desafilado ejercemos más fuerza, los cortes son menos precisos y por tanto es más fácil que la hoja se deslice.

Para alargar la vida de nuestros cuchillos es imprescindible que periódicamente los pongamos a punto. Para ello podemos llevarlos a una cuchillería, pero hoy nos vamos a centrar en una alternativa más cómoda y barata: tener nuestro propio afilador manual de cuchillos en casa. Cocinar con cuchillos afilados hará que consigamos hacerlo todo más rápido y con un mejor resultado.

       

Afiladores manuales

Los afiladores manuales son la opción más adecuada tanto para un mantenimiento diario como para arreglar cuchillos en mal estado. A la hora de comprar un afilador manual es importante que tengamos en cuenta varios factores como su tamaño, su mango y sus ranuras. Por ejemplo, en EHS puedes encontrar el afilador manual Premium Chef Shark que cuenta con todas las características principales que necesitamos para conseguir un afilado perfecto. Mango ergonómico, base antideslizante, ángulo ajustable y tres rendijas para conseguir un acabado profesional. Incluso cuenta con rendija para afilar tijeras.

       

Cómo usar un afilador manual

Afilar un cuchillo consiste en ir desgastando su filo, perfilarlo y después pulir sus imperfecciones para dejarlo con un corte excelente. Usar un afilador manual es muy sencillo.

Lo primero que debemos hacer, si nuestro afilador nos lo permite, es ajustar el ángulo para el tipo de cuchillo que vamos a afilar. Una vez ajustamos empezamos a pasar el cuchillo por las diferentes aberturas en orden. Primero la de grano más grueso para conseguir desgastar la hoja, hacer que recupere su ángulo y eliminar las posibles imperfecciones. Continuaremos con la más fina con la que puliremos y perfilaremos la hoja. Para hacerlo correctamente deberemos pasar el cuchillo por las hendiduras del afilador en dirección hacia nosotros.

Ten mucho cuidado en todo momento. El afilador debe estar bien sujeto y estable en la mesa en la que vayamos a usarlo.  Por ello será ideal que nuestro afilador tenga una base antideslizante. Tras afilar nuestros cuchillos le daremos un buen lavado para eliminar cualquier tipo de suciedad.

         

Una buena práctica: afilado diario

Si simplemente quieres dar un pulido ligero o afilado diario no necesitarás pasar el cuchillo por todas las hendiduras. Con pasarlo por una abertura de grano fino será suficiente. Realizar un afilado diario es una buena práctica con la que conseguiremos tener nuestros cuchillos siempre perfectos para su uso.

      

Si aún no tienes un afilador manual en tu cocina te recomendamos el afilador Premium Chef Shark de EHS que cuenta con todas las características necesarias para realizar un afilado rápido y seguro. Además, si lo compras ahora podrás conseguir una mini aspiradora multiusos de regalo. Entra ya en la web de EHS y descubre todas las características del afilador Premium Chef Shark.

Productos relacionados
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Menú

Ajustes

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse